Inicio

Gobierno Centavero

Deja un comentario

Dos Centavos

#GobiernoDeA2Centavos es el hashtag que cundió el fin de semana pasado antes de que se liberen los precios de las gasolinas y el gobierno federal, tan sensible de las demandas ciudadanas, ha vuelto a rebajar 1 centavo más el precio del litro de gasolina, lo que hace un acumulado de 3 y nos pone en la puerta de la recuperación económica.

Si bien el transporte público exige un alza de 2 o 3 pesos, las tortillas subieron 2 pesos por kilo y, en general, bajo el agua los precios suben un 20%, pero la rebaja en la gasolina desde la perspectiva del gobierno federal es suficiente para combatir esas alzas.

…a menos que este miércoles amanezca la gasolina con ootra rebaja de 1 centavo, porque entonces sí debemos prepararnos para administrar la abundancia (porque la merecemos).

Anuncios

Donald Trump, benefactor inesperado de México

Deja un comentario

Trump Hecho en México

Algún político marrullero de hace muchos años popularizó en su esfera de actividad el término sospechosismo, desde entonces se ha podido aplicar a muchas expresiones y actividades de personajes de ese mismo ámbito.

Así, la rabiosa andanada de insultos, descalificaciones y agresiones económicas que ha orquestado Donald Trump “en contra” de México ha sido respondida por una sospechosista actitud de comprensión, de llamados a la cooperación, de explicaciones, de propuestas de entendimiento, de esperanza en un cambio y hasta de corrección de estilo en los discursos de las más altas esferas de la política mexicana.

¿Acaso los políticos mexicanos se han empezado a dar golpes de pecho, arrepentidos de una actitud agresiva y han tornado en personajes preocupados por la economía de México, que es donde ha descargado su animadversión el recién entrado gobierno gringo?

Tal como se están dando las cosas, las declaraciones de Donald Trump contra México han sido  beneficiosas y han traído no solo simpatías para el país sino muestras de solidaridad sobretodo en el ámbito ciudadano de muchos países cercanos, como los latinoamericanos, y lejanos, como Japón o China.

Los empresarios y productores mexicanos han salido de su tradicional letargo provocado por la absorción total de productos por el mercado estadounidense y, debido al sombrío panorama en las relaciones comerciales México-EE.UU., se han puesto a buscar nuevas opciones, se han aventurado a abrir nuevos mercados y llegar, por fin, los que ya estaban abiertos.

Así, tras la amenaza con nuevos impuestos a productos de origen mexicano, se creó la tendencia en redes sociales y, la mejor modalidad de difusión, en el “boca a boca” que llama a consumir de manera preferente lo que se produce y es de origen nacional, boicoteando lo de origen gringo, incluidas empresas como de café o automovilísticas (Starbucks, Ford), marcas de ropa o de comida (ivanka trump, mcdonalds, hasta llegar a las de transporte individual (uber) y de construcción (home depot), que apoyaran en un su cruzada antimexicana a Donald Trump.

De entrada, tras haberse consumido 100 mil toneladas de aguacate mexicano en la semana del Super Bowl (pese a Trump); y con ello se dijo que Japón aumentaría hasta las 75 mil toneladas su consumo; no dejaron llegar cargas de fresa y jitomate, que fueron vendidas rápidamente dentro del país; en esa inercia llegará una automotriz china a vender autos y ampliar una planta ya existente; y países como Bolivia y Ecuador bridan su apoyo a México y piden que los políticos se den cuenta que Latinoamérica es la región natural de México y debe voltear a ella para fortalecer el intercambio, etcétera.

Pero, siempre hay un pelo en la sopa, ¿por qué los políticos mexicanos están empecinados en que Donald Trump les haga buena cara y les de la bendición? Sencillo, el ataque del estadounidense les está echando por tierra multimillonarios negocios que ya tenía cantados al seguir la venta indiscriminada del país, territorio y por consiguiente recursos naturales, disfrazada de acuerdos, zonas protegidas, desarrollos sustentables, mejoras de servicio, ampliaciones de infraestructura, generación de plusvalías y miles de puestos de trabajo. No hay crisis, dijo un sujeto, solo incertidumbre… para ellos en sus negocios, que los evidentes progresos de la economía nacional también vienen a afectarlos en sus intereses y por ello no se quieren enterar de los evidentes avances.

La actitud beligerante de Donald Trump vino a desperezar, sobretodo, al empresariado mediano y pequeño que se está arriesgando a diversificar su mercado al extranjero y atender de mejor manera al interno y se están dando cuenta que es posible hacerlo sin tanto sufrimiento, como el que tienen al depender sólo del mercado gringo.

Si Donald Trump persiste en su actitud hacia México, mejorarán las cosas para el país y su población en general, a pesar de los aviesos intereses de los políticos mexicanos.

Donald Trump afirmó que México no es su amigo, esperemos que sigan las cosas así.

Mad Dog y Bad Hombres, los militares gringos y los políticos mexicanos

Deja un comentario

Mad Dog - Bad Hombres

La militarización estadounidense en suelo nacional disfrazada de efectivos mexicanos no es algo raro o novedoso, hace ya muchos años que se tiene conocimiento de esa participación en los cuerpos de seguridad del país, ya sea el FBI, la CIA, la DEA, marinos o soldados, cosa que se acentuó a partir de que se encapuchó a los efectivos “para que no sean identificados” para tener a salvo su integridad… o nacionalidad.

El intervencionismo gringo va adquiriendo una nueva fisonomía con el nombre de Plan México y la ya cantada visita de Mad Dog james mathis, secretario de defensa de EE.UU., para poner bajo sus órdenes al ejército y la marina nacionales en el combate a los bad hombres, como bautizara donald trump a los grande delincuentes  (calificativo en el que le faltó englobar a los políticos, especialmente los emanados del pri).

Se habla de subordinación, de entrenamiento especial, de bases militares, de entrega incondicional de tierras para tropas, de injerencia en la seguridad interna, de funciones policiacas locales, etcétera, condiciones especiales que podrían ejercer sin menoscabo alguno esos efectivos extranjeros una vez asentados en territorio nacional, con el pretexto de combatir a la delincuencia de forma similar a lo que se ha hecho desde hace 20 años en Colombia.

Ante tal desatino, afrenta, insulto a la soberanía y autodeterminación de México, así como de su no tradicional política de no intervención en los asuntos de otros países, ¿qué han hecho los encargados de salvaguardar el territorio nacional y a sus habitantes, el presidente, el ejército, la marina y los encargados de la política al exterior?

Para defender al país ninguno de los involucrados ha levantado la voz, todo ha sido opaco, tras bambalinas, bajo la mesa, si se filtra alguna información es negada a botepronto y de manera histérica, mientras que bajo el agua se empiezan a poner como tapetes ante la bota militar gringa y empiezan a mover a México a un estado de absoluta servidumbre a los aviesos intereses del vecino del norte y su vociferante líder; algunos de los representes nacionales están aprendiendo, otros callando y algunos más cediendo todo lo que se pueda ceder (que al fin y al cabo obtienen pingües beneficios, los demás no son gente bonita no parientes, amigos o compadres).

Dice un chiste (aquí resumido) que cuando dios creó a México le dio de toda clase de bienes, tanto de tierra como de agua, al hacerle un ángel esa observación dijo: Tienes razón, para compensar le voy a mandar al pri

…y ahora por medio de ese partido y sus compinches ya vienen el Mad Dog y trump… muy malos tiempos se nos avecinan…

A %d blogueros les gusta esto: