• Breve la historia democrática en el DF
  • El caos en la ciudad llegó en 2012
  • El “Factor #mm”

Enrique Peña - Miguel Ángel ManceraRecordemos brevemente, la búsqueda de la democracia en México ya ha cumplido 203 años, en 1989 tuvo un atisbo en la Baja California de ernesto ruffo y en 1997 pareció instalarse en el Distrito Federal de la mano de cuauhtémoc cárdenas, con el frente democrático nacional y posteriormente el prd.

Si bien instalación de una jefatura de gobierno en el DF, su elección y la llegada de un integrante de la oposición a ese puesto fue un experimento del pri para mostrar su “lado democrático”, los cierto es que la Ciudad de México se volvió una isla de lucha, progreso, modernidad, así como avance mental, social y político, en medio de un país plagado de corrupción, atraso y violencia (tanto institucional como delincuencial). Hoy, 16 años después, todo eso está en vía de irse literalmente al caño en 2015.

Como no recordar el clásico “Cállate, chachalaca”, que andrés manuel lópez obrador, segundo jefe de gobierno electo en la capital del país, le espetó a vicente fox y que formó parte del enfrentamiento directo entre la federación y el gobierno del distrito federal; qué decir del tercer jefe de gobierno electo, marcelo ebrard, bajo cuyo mando el DF se transformó, se volvió una urbe de vanguardia, reconocida y tomada como modelo en el mundo, pero se recuerda especialmente a marcelo por su enfrentamiento directo con felipe calderón.

Pero he aquí que, lamentablemente, llegamos a la elección del 2012, donde el prd al no tener un candidato idóneo pudo haber perdido la elección en la capital, movimientos forzado de prácticamente último minuto hizo aparecer al emergente, al hasta ahora desconocido aunque académicamente bien preparado miguel ángel mancera, que arropado por los partidos de izquierda y el jefe de gobierno saliente logró arrasar en las votaciones. El caos habría de llegar a la brillante Ciudad de México provocado por el Factor miguel mancera (Factor #mm).

Debemos tener presente que, desde que se le presentó como candidato, sobre la figura de mancera se instaló un fortísimo rumor: marcelo se vio obligado a apresurar su lanzamiento al ring electoral, pues el pri capitalino coqueteaba con el “nuevo delfín” para que fuera su abanderado en la capital, cosa que no se antojaba descabellada.

Una vez ya instalado en el poder y llevado una cantidad increíble de colaboradores (lejanos y cercanos) groseramente incompetentes, mancera no ha dejado oportunidad de demostrar que no sólo simpatiza con el pri, sino que hace hasta lo imposible para servir a los deseos y designios de enrique peña y el tricolor, dejándose pisotear si es necesario.

Qué lejos quedaron los tiempos de los discursos incendiarios del jefe de gobierno lópez obrador contra la federación, ante las palabras sumisas y de constante afirmación de mancera en torno a su “colaboración” (sumisión sería mejor dicho) con el señorpresidente; que nebulosos los días cuando la federación anunciaba aumentos a los productos básicos o provocaba su escasez, que el jefe de gobierno ebrard otorgaba vales de despensa equivalentes al poder adquisitivo perdido o comercializaba los mismos productos a bajo precio, ante la alegre colaboración de mancera con enrique peña para empobrecer más a la población de la capital con aumento de precios a los servicios y nada de ayuda.

Agua, predial, transporte público, tarjetas de circulación, placas, verificaciones y un largo etcétera, en todo ha echado mano mancera para contribuir a tapar el hoyo que dejará en la finanzas del país el regalo de los hidrocarburos al extranjero merced a la ignominiosa “reforma energética” y de la que el jefe de gobierno actual ha fingido cuestionarla pero sin hacer cosas efectivas.

Mancera con un año en la jefatura de gobierno ha desmantelado lo que se conocía como Red Ángel, que era un compendio de programas de atención social para todos los estratos de la población, por un engendro llamado capital social, cuyo efecto es la desaparición de programas sociales en forma definitiva y la entrega de otros al gobierno federal. Es cierto que, en una ciudad como el DF no hay dinero que alcance para atender todos los fenómenos que en atención social es necesario, pero lo es mucho menos si quien debe de velar por ello muestra menosprecio por las necesidades de los que menos tienen.

Con un año trascurrido, se pueden ver “extrañas” similitudes entre el accionar de los gobiernos de miguel ángel mancera y enrique peña, pues ambos han demostrado desprecio no solo por la población, no han escatimado esfuerzos para destrozar los esfuerzos culturales ya existentes, han reforzado hasta el espanto a las fuerzas policíacas y con ello un escalamiento de las represiones a las manifestaciones populares de todo tipo, autorizando la violencia abierta y directa de las policías contra las personas y penalizando a estás si “tocan con el pétalo de una rosa” a uno de esos esforzadores cuidadores del orden; y ni hablar de los aumentos de impuestos.

Un ejemplo claro de la putrefacción que han traído mancera y su incompetente equipo de trabajo a la democracia en la Ciudad de México, y el país en general, es el empeño por justificar el aumento al pasaje del metro con una encuesta supuestamente realizada a 7 mil 200 usuarios, de un total de 5 millones diarios, con una metodología que no se ha explicado; las violentas represiones a las manifestaciones contra las lesivas reformas peñistas y, en el colmo, el sumo cuidado a las instalaciones de televisa (factor que domina el funcionamiento del gobierno federal).

En el Distrito Federal está el único espacio democrático, aunque ya no libre, en el país, espacio que está condenado a desaparecer debido al Factor #mm y con ello el prd capitalino perdería delegaciones, diputados locales y diputados federales en las elecciones intermedias de 2015. Miguel ángel mancera estaría entregando a retazos la administración del DF al pri, así como ellos están entregando los recursos del país al extranjero.

Anuncios